Un blog de Santiago Mena Sáez.

domingo, 10 de abril de 2011

Santísima Trinidad, la historia de un remolque gafado.

El viernes 8 de Abril a primera hora de la mañana, se vivía alrededor del Santísima
Trinidad una actividad inusual, casi frenética.El remolcador Sertosa Dieciocho
estaba atracado justo delante de la imitación del histórico galeón, su popa quedaba
prácticamente debajo del mascarón de proa del Santísima.

Sertosa Dieciocho atracado a proa del Santísima Trinidad.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Yo sabía que el remolcador iba a entrar en el puerto de Málaga esa mañana, pero no
podía imaginar cual era el motivo de su visita.La semana anterior también estuvo en
Málaga, atracado en el muelle nº4, con intención de llevarse a remolque hasta Cartagena
al pesquero ruso Tralmeyster Mogutov, operación que finalmente se canceló por las
malas condiciones en que se encuentra el barco de la extinta Unión Soviética.

Operarios del remolcador trabajando para afianzar el remolque.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Me acerqué al remolcador y un operario de Boluda Corporación Marítima, empresa a
la que pertenece el Sertosa Dieciocho, me confirmó lo evidente, su presencia en este
puerto tenía como finalidad remolcar al Santísima Trinidad hasta el puerto de Alicante.

Dos tripulantes del remolcador trabajando con los cabos en popa.
(Clickar en la imagen para ampliarla)

El remolcador en la proa del Santísima Trinidad.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Hablando con un trabajador del Santísima Trinidad, me pone el día de los motivos de
su marcha.Al parecer la imitación ha cambiado de propietario y éste ante la falta de
negocio en Málaga adopta la decisión de llevárselo a Alicante, para explotarlo allí como
restaurante y bar de copas, la misma finalidad por la que se encontraba en Málaga.
Este trabajador también me comenta que ya sólo queda una última revisión del inspector
de Capitanía Marítima para dar el visto bueno al remolque y si todo estaba correcto
partirían a las 10:00 horas (en esos momentos eran las 09:30 horas).

 En el tope se aprecian los conos negros que señalizan el remolque.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

En ese instante me vinieron a la memoria gran parte de los recuerdo que tenía de esta
imitación del Santísima Trinidad.Su fabricación y llegada al puerto de Málaga fue
notícia en los diarios locales en el año 2006.
Partiendo de un barco mercante fue acondicionado para imitar el aspecto externo del
Santísima Trinidad, no tratándose por tanto de una verdadera réplica.La conversión
fue comenzada en Galicia, donde el casco original  de acero recibió un primer revesti-
miento de falsas tracas de madera, así como las implantaciones de los mástiles.
Las galerías de popa, el beque y la arboladura fueron realizados en Algeciras.
Finalmente el barco fue remolcado para ser amarrado en el puerto de Málaga, donde se
le utiliza como restaurante flotante, discoteca y sala de exposiciones.

Durante el rodaje de escenas de batallas navales
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Atracado en nuestro puerto lo hemos visto pasar por distintos momentos en su estancia.
Sirvió como escenario para rodar escenas de batallas navales, o tal vez escenas de
"piratas", para alguna película o serie extranjera.
También lo hemos visto cambiar varias veces de atraque, pasando de un muelle a otro, o
incluso cambiando de norayes en un mismo muelle.
Hemos sido testigos de su deterioro alarmante y el estado de casi abandono al que ha
estado sometido; que precisamente no lo convierten en algo seguro.

Estado del pabellón en popa.Una lástima.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Y, por último, vimos como lo ponían en venta luciendo un cartel en popa bastante mal
hecho y a juego con su lamentable aspecto.En varias páginas de Internet dedicadas
a vender embarcaciones de segunda mano, se podía leer su anuncio de venta por la
cantidad de 3 millones de euros.

Cartel lamentable de venta en popa.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


Una vez recordados estos hechos vuelvo a la actualidad, ya que, por fin, el inspector de
Capitanía Marítima da el visto bueno a la marcha del Santísima Trinidad rumbo al puerto
de Alicante.

Inspector de Capitanía Marítima encargado de dar el visto bueno.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Finalmente, a las 12:00 horas comienza el movimiento en el agua.El remolcador Vehinte
hace acto de presencia y se coloca a popa del Santísima Trinidad para afianzar el
cabo de remolque empleado en la maniobra de desatraque.

El Vehinte colocándose en la popa del Santísima Trinidad.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

También aparece la lancha que lleva a bordo al práctico y que lo dejará en el muelle nº 2
para embarcar en el Santísima Trinidad y supervisar toda la operación.

La embarcación Práctico Diez llegando al muelle nº 2.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

El práctico en proa listo para desembarcar al muelle.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Pero alrededor de las 13:30 horas, el Vehinte posicionado y el práctico a bordo del
Santísima Trinidad, cuando parecía que la imitación del galeón se iba a marchar se
canceló la operación hasta primera hora de la tarde de ese mismo día.

En el último momento se canceló la salida del Santísima Trinidad.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

A las 15:30 horas, ahora sí, comenzaba el remolque hacia el exterior del puerto, hasta
que surgió un nuevo inconveniente; la pieza metálica sumergida en la proa del Santísima
Trinidad donde se enganchaba el cabo de unión con el Sertosa Dieciocho se partió,
seguramente corroída por la falta de mantenimiento.Aún así, se consiguió llevar al
Santísima fuera del puerto para intentar solucionar el problema y que pudiese marchar 
rumbo Alicante.

Fuera del puerto intentando solucionar el problema.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Pasaba el tiempo y aunque se trabajaba afanosamente, en el lugar permanecían la lancha
del práctico, la embarcación de los amarradores, el Vehinte y el Sertosa Dieciocho,
no parecía posible que el Santísima Trinidad nos dejase este día.

El Sertosa Dieciocho y el Vehinte  acompañando al Santísima.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Casualmente y en medio de toda esta actividad, apareció el buque de Salvamento
Marítimo SAR Mastelero, procedente de Algeciras y con destino al interior de nuestro
puerto.Afortunadamente el Santísima Trinidad permanecía aún a flote y el Mastelero
no tuvo que intervenir, hubiese sido ya la guinda a tantos infortunios.

El SAR Mastelero camino del puerto de Málaga.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Finalmente, y después de pasar varias horas flotando e intentando preparar un remolque
con ciertas garantías de seguridad, se decide anular la travesía hasta Alicante.
La presencia del Vehinticuatro, el otro remolcador titular en Málaga, es requerida para
devolver al Santísima Trinidad al interior del puerto.

Los remolcadores dirigiéndose atrás al interior del puerto.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Poco a poco, muy lentamente y dando atrás, los dos remolcadores malagueños entran
en el puerto llevando a remolque a la imitación del galeón.

Momento en el que entran en el puerto para atracarlo.
Foto: José Rubia Trujillo.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

El sitio elegido esta vez para su atraque es el muelle nº 9, (zona de contenedores) y más
concretamente en el brazo de muelle que delimita la bocana, lugar donde a veces
atracan buques dedicados al transporte de automóviles (Ro-Ro).

Atracando al Santísima Trinidad en su nuevo atraque provisional.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

En la maniobra de atraque también colaboró la lancha del práctico, empujando al
SantísimaTrinidad en mitad de su banda de estribor para colocarlo en su nueva
ubicación temporal.
Por fin, después de un día lleno de inconvenientes (la operación parecía gafada), y siendo
las 20:00 horas de la tarde el Santísima Trinidad quedaba atracado a la espera de que
se arreglen todos los desperfectos ocasionados en este remolque fallido y así poder
marchar con destino Alicante.
Indicar que en su pagina oficial (http://www.eltrinidad.es/), aparece el día 16 de Abril como
fecha para la salida con destino a su nuevo puerto.
Para terminar, añadir otra imagen curiosa que se produjo mientras se llevaba a cabo toda
esta actividad durante la tarde, y fue la presencia del buque de la armada Vigía (P-73),
testigo de excepción de la maniobra de regreso del Santísima Trinidad.
Su aparición en los alrededores del puerto se debió a la necesidad de embarcar
provisiones y personal con destino a la isla de Alborán.El Vigía no llegó a entrar a
puerto, realizando esta operación mediante dos lanchas neumáticas.

La P-73 Vigía en segundo plano y testigo de excepción.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


 
Nota posterior: El Santísima Trinidad volvió al lugar donde permanecía atracado, antes
de este intento de remolque, en el muelle nº 2. El traslado se realizó el Viernes 22 de
Abril alrededor de las 12:30 horas.Según ha podido saber esta página el Santísima
Trinidad se quedará de momento en Málaga y no marchará a Alicante.
Al haber vuelto al muelle nº 2 he podido fotografiar los daños producidos durante el cortí-
simo remolque.Adjunto imágenes donde se pueden apreciar esos daños.

Daños en la aleta de babor.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Han saltado las maderas en distintas partes del Santísima.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Se aprecia el casco de acero recubierto de falsas tracas de madera.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Imagen similar a la anterior donde se ve claramente el casco.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Desperfectos ocasionados alrededor de las cornamusas.
(Clickar en la imagen para aumentarla)

Los daños de la proa están siendo arreglados.
(Clickar en la imagen para aumentarla)


* Agradecer a José Rubia Trujillo la aportación de gran cantidad de imágenes, sin las
   cuales no hubiese sido posible realizar un artículo tan completo.

5 comentarios:

  1. Magnifica información,para los que sentiamos al barco como
    un emblema del puerto Malagueño.Gracias

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias anónimo:
    Es una verdadera pena que se marche, ahora es
    como si faltase algo en el puerto.

    ResponderEliminar
  3. nadie sabe lo que tiene hasta que no lo pierde no lo superon valorar ahora que lo disfrutamremos los de alicante bienvenido sea

    ResponderEliminar
  4. Hola anónimo:
    Tienes razón, disfrutadlo en Alicante y tratadlo
    bien.La verdad es que el Santísima Trinidad llama mucho la atención.Aqui siempre lo recordaremos.

    ResponderEliminar
  5. GRACIAS A LOS MALAGUEÑOS POR TAN BONITA EMBARCACION. EN ALICANTE LUCE BELLO Y MUCHA GENTE LE VISITA, LUGAREÑOS Y TURISTAS. SOLO ESTARA AQUI POCOS MESES Y SERA BUENO QUE OTRAS PROVINCIAS LO DISFRUTEN. ES LO BUENO DE COMPARTIR...GRACIAS.

    ResponderEliminar